lunes, 28 de noviembre de 2011

LAS TEORIAS SOCIOLIBERALES SON EL CAMINO A SEGUIR

LAS TEORIAS SOCIOLIBERALES SON EL CAMINO A SEGUIR.

El economista americano y premio Nobel en 2001 Joseph Stiglitz en una reciente entrevista publicada en un periódico de tirada nacional este pasado 27 de Noviembre 2011, hace  propuestas muy coincidentes con nuestras  propuestas socioliberales publicadas en septiembre en estas páginas.  
¿Lee Joseph Stiglitz nuestras páginas socioliberales?
 Nos gustaría decir que sí, pero no lo creemos ( aunque en EEUU y Canadá tenemos ya varios lectores)   así que solamente podemos pensar que nuestras propuestas son un camino importante a seguir.
1º- Coincide con nosotros en que la solución no está solo en Europa ( por mucho que muchos políticos se empecinen en creerlo) sino que está en manos de los políticos españoles.
En una combinación de equilibrio presupuestario e inversión (Nosotros proponíamos  mantener la inversión pública en la red de alta velocidad, en los accesos y tecnología en  las zonas rurales próximas a las grandes ciudades, en energías renovables y en medio ambiente financiando estas inversiones  mediante la incorporación de capital privado con supervisión pública).
2º-Coincide con nosotros en que no se pueden subir todos los impuestos, y que los que se suban han de disponer de mecanismos adecuados de minoración de la carga impositiva por inversiones en economías productivas.
Nosotros propusimos bajar el IVA para incentivar el consumo, subiendo las sanciones por fraude y elevar tanto el impuesto sobre sociedades como el IRPF pero con mecanismos atenuantes en la imposición sujetos al cumplimiento de determinadas  inversiones en economía productiva o gasto social.
3º-Coincide en que sin cambios estructurales, los mercados no darán tregua alguna y que el sistema bancario esta ahogado y necesita de la creación de un banco malo.
Nosotros propusimos hacer cambios estructurales en la reforma laboral ( que en breve publicaremos), en la gestión y organización administrativa de España  y en el sistema financiero con la creación de un banco malo gestionado de manera mixta  con bajadas en los precios de las viviendas en cartera a precios de mercado, o transformación en alquiler público.
Dijimos también que sin estos cambios, los mercados no darían tregua a España ni a ningún país de la zona euro.
Es más, ahora decimos también que una salida posible a los problemas del euro es una “operación acordeón”  por la que todos los países, motivados por  las tensiones existentes en los mercados por los múltiples incumplimientos de los gobiernos europeos, acordarán dar marcha atrás en el euro como moneda de uso corriente, dejando a esta divisa como un valor teórico a efectos de transacciones comerciales. Pero lo harán todos, porque todos los países europeos caminan de la mano.

Solamente así, podrán de nuevo cada país utilizar políticas monetaristas que alivien las tensiones, junto claro está, el control presupuestario y la transparencia en la gestión pública.
Con esta marcha atrás y a los pocos meses o semanas incluso, un nuevo grupo de países encabezados por Alemania, crearía un nuevo sistema monetario único pero endureciendo las condiciones de acceso y con asunción del control monetario y fiscal. Esta sería la doble velocidad buscada.
Evidentemente el coste financiero de la desaparición del euro sería ingente. Pero el de mantenerlo en las condiciones actuales también.  La diferencia está en que si se mantiene lo pagan los gobiernos y si no se mantiene, lo pagan los ciudadanos y las empresas (que también son gobierno pero que desde el punto de vista de liquidez, nada tienen que ver).
Con la operación acordeón descrita, se traslada parte de la carga financiera del euro a los ciudadanos y a las empresas  lo que en la práctica supondría una elevación impositiva indirecta, y a la vez quedan saneados los gobiernos mas cumplidores sufriendo un coste mas pequeño que el que soportarían manteniendo la actual situación. Lógicamente con este modelo, serían los países incumplidores los peor parados y los que se empobrecerían en comparación con el resto de paises, aunque analizando las condiciones de vida internas del pais, mejorarían con políticas de ajuste negativo de precios.

La petición de algunos gobiernos a sus ciudadanos para que compren deuda nacional, es una opción únicamente posible si a su vez, los políticos desmontan el conglomerado político auto proteccionista  que desarrollaron en estos años. Tiene razón Joseph Stiglitz cuando dice que no es un problema económico sino político.
Los políticos no pueden pedir sacrificios a los ciudadanos si no renuncian a sus privilegios, se vuelven mas transparentes e incrementan la democracia interna en las sociedades imponiendo un reciclaje permanente en la sociedad, y renovando cargos políticos globalmente cada dos legislaturas. Solamente así, se pueden dirigir con caras nuevas a los ciudadanos y decirles : “ Fuimos los culpables. Hemos cambiado y ahora todos tenemos que ayudarnos”.  Pero aunque pongamos caras nuevas, ¿qué pasa con la responsabilidad? Eso es otra cuestión.
 En cada país, hay suficiente dinero para  financiar gran parte de los servicios públicos necesarios reduciendo considerablemente la dependencia de los operadores financieros extranjeros,  pero el ciudadano no lo presta al Estado si éste no hace los cambios descritos. Si se produjesen, la emisión de deuda pública titulizada en papel bancario negociable sería una herramienta muy importante para obtener financiación interna y reactivar el sistema financiero.

                                                                       iniciativas@socioliberales.com  





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en el pensamiento socioliberal. Envíanos tu perfil de debate a iniciativas@socioliberales.com para que participes abiertamente y sin censura de manera pública en nuestro blog.