sábado, 20 de octubre de 2012

EUROPA SE QUEDA PEQUEÑA ANTE SÍ MISMA-



El contundente fracaso de la reunión de presidentes de este viernes 19 octubre, pone alguna piedra más en  el camino de la construcción europea, haciéndola más difícil. Los europeos seguimos cometiendo los mismos errores: Miramos al hoy y no al mañana y de paso no nos fiamos del vecino.
En economía hay un principio básico para crecer: controlar, confiar y delegar.  Y en estos momento en Europa ni se confía ni se delega, solo se controla. Y está totalmente demostrado que el apalancamiento por encima del factor de crecimiento conlleva a la paralización de una unidad económica.

Puede que haya llegado el momento  de que, ante los errores cometidos en la definición del camino que tienen que tomar los diferentes países europeos para alcanzar el éxito de la creación de  una gran nación de naciones, algunos países planteen  seriamente establecer una gran zona financiera, política y comercial junto a otros países del planeta, que tengan similares condiciones socio- político- económicas al margen del resto de socios europeos.
Hoy en día, en una sociedad globalizada las distancias no son un problema.
Cuando algo no funciona, sencillamente se cambia. Este es un principio básico en la construcción de toda sociedad moderna y Europa hoy, como conjunto,  ni camina, ni sabe a dónde va y lo que es peor, no sabe cómo hacerlo.
Cuando los problemas alcanzan un determinado nivel en el que es peor quedarse quieto que seguir haciendo camino, los políticos están en la obligación de buscar nuevas herramientas para ofrecer alternativas a los ciudadanos, antes de que éstos, motivados por la inseguridad que ofrecen sus gobernantes, opten por la rebeldía generalizada en la búsqueda de una nueva justicia.

Francia, España e Italia, junto con países como EEUU, Canadá, Méjico, Australia, y Japón,, …  deberían de crear un órgano de estudio para determinar cuáles son las posibilidades de crear un mercado común entre países a nivel mundial  con similares variables macroeconómicas, sociales y estructurales y crear un marco de principios básicos de actuación, de integración y de revisión que permita la unificación de mercados, el libre movimiento de personas, mercancías y capitales y la asunción de reglas comunes de funcionamiento global en un futuro, dentro de un marco de seguridad jurídica común.
Caminamos irremediablemente hacia una sociedad común a nivel global. Tardará más años o menos en consolidarse, pero esa será una realidad imposible de parar.
Por tal motivo, iniciar el camino con programas marco de actuación donde se definan las variables a considerar en la clasificación futura de países integrantes, no sería un mal principio.
Cuanto primero empecemos, mayor será la cercanía de esta realidad y más cerca estará la solución del problema europeo y por añadido, de muchas economías a nivel mundial.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en el pensamiento socioliberal. Envíanos tu perfil de debate a iniciativas@socioliberales.com para que participes abiertamente y sin censura de manera pública en nuestro blog.