lunes, 4 de marzo de 2013

EL LADRILLO BOOMERANG

A estas alturas es conocido de sobra el problema del ladrillo español y su peso específico en los balances de la banca española.  Dijimos en este blog en ocasiones anteriores, que en tanto no se ajustara el precio de venta a la demanda real y a la capacidad de compra de los posibles compradores españoles, cualquier asunto al respecto sería un parche malo que no aportaría solución positiva al mercado bancario e inmobiliario. Entendiendo como solución positiva de este mercado,  el desatasco tanto del stock de viviendas como la paralización de las inversiones especulativas de promotoras y constructoras, o lo que es lo mismo, de las entidades bancarias que están sosteniendo de manera artificial a dichas empresas.
Apoyamos en 2011 la creación de un banco malo que absorbiese las malas inversiones para liberar los balances de las entidades bancarias, mediante un traspaso a precio real de mercado.
Hicimos también una aproximación al precio venta de mercado que podría soportar el mercado interno español en función de la capacidad real de compra de los españoles y de los costos de construcción reales.
Apoyamos la estatalización de la profesión de perito inmobiliario mediante habilitación profesional de los distintos operadores de mercado, en un entorno abierto de libre  competencia.
Indicamos que sería la banca quien tendría que soportar el peso de las pérdidas específicas mediante un plan de saneamiento a largo plazo con imputación a resultados proporcional en  cada ejercicio del periodo de saneamiento, con el fin de equilibrar los balances de las entidades.
Dijimos también que la canalización de las ventas debería de hacerse por medio de los operadores habituales ( inmobiliarias) de manera que las entidades bancarias se limitasen a realizar su objeto social y no ejerciesen  de controladores de la oferta inmobiliaria con el fin de continuar sosteniendo de manera artificial dicho mercado
Se trata de reconducir a la banca a su verdadero negocio bancario, y no como hasta ahora que lo mismo vende un seguro ( con la aquiescencia de la Dirección Gral de Seguros perjudicando en mucho a las compañías tradicionales de seguros y permitiendo la competencia desleal), que un inmueble, que te ofrece un viaje o una olla.
Pues de todo esto: nada de nada.
Curiosamente, el gobierno español  ha conseguido mágicamente que los ladrillos improductivos de la banca, pesen mucho menos que el aire y vuelen como un boomerang mediante un viaje de ida y retorno distorsionando aún más el mercado inmobiliario.
Primero han traspasado los activos llamados tóxicos a la SAREB – Sociedad de Activos de Reestructuración Bancaria- (el llamado banco malo) , con un descuento teórico entorno al 54%. Hasta ahí, razonable si se trataba de establecer un límite suelo para las inversiones. 
Pero ahora ( febrero 2013)  se cede la canalización de la venta de los inmuebles de nuevo a las entidades bancarias, para que los vendan con un ajuste del 30% sobre el precio de venta que tenían a 31 de diciembre 2012.
 ¡Viva la intervención neoliberal del gobierno desviando el mercado a favor de la oferta ¡
 Es decir, las entidades bancarias sacaron de sus balances los inmuebles para hacerlas más competitivas. Se aportó dinero público para compensar esas pérdidas teóricas del 54% del valor de las inversiones, y ahora  continúan gestionándolos bajo una titularidad de terceros, manteniendo así el control sobre la oferta y controlando el mercado con un  precio elevado de manera artificial para obtener un beneficio del 15-20%. ¡ Olé ¡
¡ Menudo gol que ha metido este gobierno a todos los españoles: hemos socializado las pérdidas, pero los beneficios los capitaliza en exclusiva la banca.¡
Esta política neoliberal se vuelve a mostrar con el tratamiento dado a la deuda subordinada y a las preferentes comercializadas ambas en estos años por las entidades bancarias. Se aplican quitas de hasta el 90% en los tramos minoristas transformándolas en acciones convertibles de la propia entidad.  Menos mal que aquí los Tribunales de Justicia están fallando mayoritariamente a favor de los afectados, pero nos tememos que aquéllos que no han demandado ya, habrán perdido todo su capital ahorro.

Y nos hacemos una pregunta: Si pretende este gobierno convencer a los españoles para que una alternativa al paro sea la conversión de parados en empresarios, ¿ cómo justifica el ejemplo dado con actos como el de la banca, de que si eres empresario pequeño o no estás vinculado a un partido político, no te mueves en un mercado transparente y no tienes las mismas ventajas competitivas ?
¡Muy mal vamos con políticas neoliberales¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en el pensamiento socioliberal. Envíanos tu perfil de debate a iniciativas@socioliberales.com para que participes abiertamente y sin censura de manera pública en nuestro blog.